lunes, 22 de octubre de 2012

maestros buenos y maestros fascinantes

"Este hábito de los maestros fascinantes contribuye a desarrollar en sus alumnos: autoestima, estabilidad, tranquilidad y capacidad para contemplar la belleza, perdonar, hacer amigos y para la sociabilidad."

"Los buenos maestros hablan con sus voces; los maestros fascinantes hablan con sus ojos. Los buenos maestros son didácticos; los maestros fascinantes van más allá. Tienen la sensibilidad para hablar a los corazones de sus alumnos."

"Un maestro fascinante de matemáticas, química o lenguas es alguien capaz de llevar a sus alumnos a un viaje sin salir del salón de clases. Cada vez que doy una conferencia trato de hacer que mis oyentes viajen, reflexionen sobre la vida, caminen dentro de si mismos y se salgan de lo ordinario."

Dr.  Cury Augusto . "Padres brillantes, Profesores fascinantes", Noviembre 2005, pág. 27



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada